Todos contra el cambio climático

Todos contra el cambio climático

Después de haber sufrido el mes de Octubre más caluroso de los que se conocen, desde Residencial Nautilus os invitamos a poner cada uno nuestro granito de arena para combatir ese cambio climático que tenemos cada vez más encima.


Podemos hacerlo desde nuestra vivienda ¿qué tal con una azotea verde?, o un balcón, o simplemente un rinconcito… todas las gotas hacen el mar.


Debes saber que una azotea verde es el techo de un edificio que está parcial o totalmente cubierto de vegetación, ya sea en suelo o en un medio de cultivo apropiado. No se refiere a techos con jardines en macetas. Se refiere en cambio a tecnologías usadas en los techos para mejorar el hábitat o ahorrar consumo de energía, es decir tecnologías que cumplen una función ecológica. Es posible instalar azoteas verdes en casi cualquier tipo de cubierta, ya sea plana o inclinada, pero es muy importante que un experto nos asegure de que la estructura podrá resistir la sobrecarga a la que vamos a someterla.


Este sistema no solo nos ofrece beneficios para el medio ambiente y nuestra economía, sino que sobre todo es muy beneficiosa para nuestra salud:


- El espacio verde recuperado ayuda a purificar el aire y reducir los gases contaminantes en el entorno. (1 m2 de superficie verde genera el oxígeno requerido por una persona en todo un año y es capaz de atrapar 130 gr de polvo por año)


- Reduce el nivel de ruido.


- Regula la temperatura interior de las casas, manteniéndolas frescas en verano y bloqueando el frío en invierno. También conseguimos evitar los impactos procedentes de cambios bruscos de temperatura.


- Se reduce el consumo y costos de energía eléctrica por refrigeración (reducción del uso de aire acondicionado).


- Convertimos nuestra azotea en espacios productivos si optamos por el cultivo de flores y hortalizas.


- Con una azotea verde se puede aprovechar la “tercera dimensión”, esto es los espacios verticales como son: muros, paredes, bardas, techos, y terrazas.


- Mejoramos el impacto visual de nuestras ciudades ya que se trata de alternativas viables y rentables para reverdecer las áreas que se han perdido por la urbanización, y las azoteas y muros verdes son una alternativa real para contrarrestar este efecto.


Sin embargo, si no tenemos la posibilidad de llevar a cabo esta opción, siempre nos quedará el método tradicional que han practicado nuestras abuelas toda la vida: llenar nuestro pequeño balconcito de plantas aromáticas que después usamos para cocinar, o de flores de temporada que nos alegran la vista y el olfato, o de trepadoras que nos dan la intimidad que necesitamos…

Tags:

cubiertas ajardinadas, azoteas verdes techos verdes,cambio climático,residencial nautilus,combatir el cambio climático